El Factoring es una operación financiera que le permite a cualquier empresa disminuir su margen de dependencia con respecto a terceros. De esta manera contar con liquidez inmediata es posible sin que sea necesario acudir a una fuente alternativa de financiamiento.

Esta es la razón por la que acudir al Factoring puede ser positivo para empresas exportadoras. Aquí le nombramos algunos beneficios para tener en cuenta a la hora de exportar con el apoyo de esta modalidad.

Reducción de costos

Uno de los objetivos de cualquier empresa es reducir costos, así que al contratar una empresa que haga el seguimiento y control a la cuenta por cobrar, se están eliminando gastos operativos y por ende, se ahorrara dinero que puede ser invertido en otros rubros.

Externalización de la gestión del cobro

Contar con esta herramienta le permite enfocarse en su negocio, mientras la empresa de Factoring se encarga de cobrar por usted todas las cuentas que tiene pendientes. De esta forma, se puede dedicar el tiempo que anteriormente empleaba a esta actividad a buscar nuevas alternativas de negocio.

Reduzca el endeudamiento

Por medio del Factoring usted contará con liquidez inmediata. Esto le permitirá administrar el dinero de una manera más efectiva, evitando las deudas con diferentes bancos y con ello los gastos por tasas de interés volátiles podrán ser disminuidos.

Evaluación de riesgo

Las empresas de Factoring hacen una evaluación de riesgo a cada pagador y por ello aumenta la seguridad del pago, este es otro de los beneficios de contratar a un Factor para manejar sus cuentas.

Exportar puede ser un proceso en el que los tiempos de pago no sean un problema y que la apertura a los mercados internacionales sea la mejor estrategia para el crecimiento de su organización, por medio del Factoring llevar a cabo esto no es un sueño imposible de cumplir, realmente es muy sencillo, no espere más, comuníquese con Summar y lleve a su empresa al siguiente nivel.